Sendas del Riaza

Adena se hospeda en el albergue Sendas del Riaza y construye una balsa para anfibios en el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza

  • Por JRB

Cargados con mochilas, picos y palas, el equipo de 15 voluntarios de ‘WWF’ se adentra en el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza. Participan en la creación de una charca para varias especies protegidas ya que, según los últimos datos reflejados en la ‘Lista Roja de UICN’, los anfibios continúan siendo uno de los grupos zoológicos más amenazados del planeta, con más del 41% de las especies en peligro de extinción.  En España la cifra es escalofriante. Si nadie hace nada para evitarlo, durante los próximos años desaparecerán más del 61% de estos animalitos.

Valeriano, Jesús, Laura y Gema llevan la voz cantante. Trabajan de sol a sol y luchan por recuperar el hábitat, regularmente poblado por siete especies de sapos, sapillos, ranas y gallipatos. Conscientes de que desempeñan una función fundamental como indicadores de la salud de nuestros ecosistemas, Adena se esfuerza desde inicios del año pasado para multiplicar la población y sensibilizar a la sociedad sobre la grave situación que atraviesan estos seres vivos.

Esta actuación se suma a la lista de otras ya realizadas durante el verano pasado y que, a día de hoy, supera el medio centenar el número de voluntarios que se han dedicado a restaurar las charcas degradadas. «Aunque puedan pasar inadvertidos por su tamaño y su naturaleza huidiza, los anfibios ejercen una función fundamental en nuestro medio natural. Con casi la mitad de las especies en riesgo de extinción, su sensibilidad a cambios ambientales y a la contaminación hacen que sean los primeros en desaparecer de un ecosistema dañado gravemente por la contaminación, las enfermedades, las especies exóticas invasoras y la degradación de su hábitat natural. Además, gracias a ellos podemos obtener importantes sustancias para la medicina«, advierten los biólogos.

Los puntos de agua, frecuentemente ocupados por anfibios, se encuentran despoblados y en un estado de deterioro muy avanzado. Las principales causas de este declive apuntan también al aumento de las temperaturas, el incremento de los índices de radiación ultravioleta por el debilitamiento de la capa de ozono y la propagación de enfermedades emergentes como el ‘Batraqchochytrium dendrobaditis’, extendido por toda la tierra y conocido entre los especialistas de todo el mundo como ‘el hongo asesino’.
Teniendo en cuenta todos estos factores deberíamos preocuparnos también por informar a las nuevas generaciones sobre qué se debe o no hacer para contribuir al respeto de nuestro medio ambiente. Las personas somos naturaleza. Respetar a la naturaleza es también respetar una parte de nosotros mismos”, asegura la voluntaria Lourdes Mendi, que trabaja durante toda la semana en el Hospital ‘Niño Jesús’ y acudió el fin de semana con su marido para echar una mano.

Para Adena resulta importantísimo que el proyecto se realizara en el territorio impulsado por Felix Rodríguez de la Fuente en el año 1974. Desde entonces, debido a las innumerables acciones de conservación llevadas a cabo durante treinta y cinco años y la implicación de la población local, el Parque Natural Hoces del río Riaza constituye un modelo de referencia para la convivencia entre el hombre y la naturaleza.
Miguel Ángel lleva trabajando en este paraje desde que tiene uso de razón. Nadie como él conoce estas tierras.  “La gente debe saber que si el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza se encuentra en estas condiciones es porque es el  fruto del trabajo de muchísimas generaciones. Si introducen plantas que no son autóctonas, si tiran basuras y no respetan las normas algún día se morirá la ‘gallina’ de los huevos de oro”, señala el Teniente Alcalde del pueblo.

El sol se despedía en la tarde del sábado en Valdevacas y, una vez finalizada la charca, los voluntarios de WWF arrancan sus todoterrenos y regresan al albergue ‘Sendas del Riaza’. El día había sido muy duro y el hambre pedía protagonismo. Nadie se queja, los voluntarios de Adena están hechos de otra pasta. Solo queda esperar a la primavera que viene para comprobar que el proyecto tiene futuro, que han desarrollado una nueva población de anfibios, que han añadido un granito de arena más en su proyecto por recuperar el espacio que el ser humano y el cambio climático han destruido.

6 comentarios en «Adena se hospeda en el albergue Sendas del Riaza y construye una balsa para anfibios en el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza»

  1. Pingback: www.escortcompanions.info

  2. Pingback: payday loan

    1. profe_sendas Autor

      Hola buenas tardes,

      Pues por supuesto que se puede, llame a este número: 921-121135 y ahí le informarán.

      Un saludo.

  3. escorial.con.es

    Hemos estado una semana en Valdevacas ha estado bien pero hemos echado mucho de menos a nuestros churris. Las excursiones han estado bien aunque cansan un poco, la comida esta mu rica! osk ceci anis asley bea!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.